abril 4, 2019

Vínculos

Democracias hegemónicas



Alexis de Tocqueville, pintado por Théodore Chassériau, 1850, dominio público.

México tiene hoy un presidente carismático, lo que explica una aprobación del 80% que parece inexplicable, en términos racionales, a los analistas. Dice Alain Rouquié: “Un régimen de origen democrático puede tender a la hegemonía (que excluiría totalmente a las oposiciones), pero no puede llegar a la dominación total sin transformarse en una dictadura que minaría su legitimidad nacida precisamente de la trascendencia representativa y de la soberanía del pueblo”. Nuestro presidente dijo alguna vez que el Presidente es el Estado, un Estado nacional y popular (comento yo), en ruptura con la democracia formal controlada por las élites.

 

El texto íntegro puede leerse aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *