agosto 21, 2019

Vínculos

¿Donald Trump para rato?



La masacre de El Paso le valió al presidente Trump la acusación de racismo, una vez más. Con su racismo, acompañado de la negación del mismo, Trump levanta una cortina de humo que no deja ver los problemas esenciales de su país. Y, por desgracia, ciega a los demócratas que se encuentran en la furibunda denuncia del racismo presidencial. El resultado es una deriva demócrata hacia el radicalismo que hace el juego de Trump.

 

El texto completo puede leerse aquí.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *